1899

Para celebrar la salida de la GRAN novela gráfica de mis compadres Francisco Ortega y Nelson Dániel, ponemos este texto escrito en su honor. inspirado en el universo de Pancho pero con ingredientes propios. Al final, el mismo CHIL3 que fabricamos con esquirlas de nuestra memoria.

Estamos felices, orgullosos del temendo trabajo de Pancho y Nelson, son dos grandes que con gran esfuerzo están abriendo paso, junto a otros, un camino completamente nuevo para la narrativa gráfica nacional. FELICITACIONES!!!

La novela la pueden adquirir en el mismo sitio de NORMA o en Librería Antártica, ambas online. Para adquirirla de cuerpo presente, recomendamos la QUELEO o cualquier librería grande de nuestro planeta Chile.

—————————————————————————————–

“La Santa Madre Iglesia está indignada con El Almirante A. Prat”

Durante la mañana de hoy, S.S. el arzobispo de Santiago MonseñorMariano Casanova V. ha insistido que la epidemia de sarampión que quebranta a nuestros compatriotas i debilita nuestro corazón, no poco tiene que ver con las actividades cuestionables de algunos de nuestro dirigentes más amados. Monseñor ha comentado con lágrimas en los ojos que el propio almirante Arturo Prat Ch. de quien todos los chilenos tenemos la mejor impresión, ha incurrido en ofensas a nuestro señor al intentar construir un artefacto diabólico del que se ha enterado bajo el secreto de confesión de un acongojado buen cristiano que, habiendo trabajado en el artilugio, no ha dudado en reconocer la mano del demonio en sus cuestiones.

El asistente de Monseñor le ha entregado a este matutino una hoja con la descripción de una abominación digna de un pervertido y alejado de los rebaños. Es de mayor gravedad el que este aparato llevaría más de 10 años en funcionamiento i habría colaborado con los ejércitos de la patria durante la Guerra contra la alianza Perú-boliviana iniciada en 1879.

Arturo Prat, junto a otros comandantes y asesores llegados desde Gran Bretaña junto a los pertrechos i la ayuda que el imperio británico consideró justo entregarle a nuestro país para enfrentar la noble causa de la guerra, habría construido una red de comunicaciones para informar veraz y oportunamente a las tropas de los movimientos i órdenes emanadas del alto mando, recibir informes de espionaje y documentos de inteligencia.  El espanto proviene de saber la naturaleza de dicha red. Se trataría de médiums venidos de Inglaterra ubicados cada 147 kilómetros a lo largo de nuestro país. Le fueron construidos refugios apropiados con todas las comodidades, indios les acarreaban agua fresca i alimentos desde kilómetros de distancia, estructuras mantenían el aire fresco usando carbón i artilugios de metahulla. Toda una pequeña ciudad vivía para mantener felices a estos idólatras seguramente no baptizados. Ellos seleccionaron cadáveres del cementerio general, utilizaron el cadáver de doña Catalina de los Ríos y Lisperguer como algo que ellos llamaron “hub”. Los otros cadáveres los enterraron de pie en lugares diferentes, cimas de cerros o estancias sin el conocimiento de sus piadosos dueños, para usarlos como “antenas de repetición”. Trajeron a un niño de 8 años desde Yumbel, lo encerraron en una caja de loza i lo mataron a golpes para fabricar lo que ellos llaman “ruteador”. La medium hundió un crucifijo de cobre en la base del cerebro del niño i dijo que estaba conectada i que podía comenzar. La red se llama “Estrella”. El primer operativo habría sido recibir la comunicación, a través del éter, de un espía en el Callao informando de la partida del Huáscar i la Independencia con rumbo al bloqueo de Iquique.

Monseñor Casanova V. ha dicho que más vale haber perdido la guerra que haberse entregado a los brazos de Satanás. Dice que de probarse la veracidad de estas declaraciones, pondrá los antecedentes ante la Santa Sede para iniciar el proceso de excomunión de todos los involucrados.”

EL MERCURIO. (Santiago de Chile, febrero de 1899)

reportero: Jorge Segundo Baradit Santos.

.

Literatura Prospectiva

José Ramón Vásquez, Joserra para los amigos, me solicitó publicar un relato en su sitio Literatura Prospectiva. El siempre ha sido muy amable con la escena chilena y en particular con la propuesta Ygdrasil. El proyecto de este sitio es interesantísimo, reúne a grandes nombres del fandom español, como Pili B., Santiago Eximeno o Julién Díaz. Absolutamente recomendable.

Entren a través del relato en cuestión:

EL HIJO DEL HOMBRE

tríptico

Lanzaron el cadáver de Lenin (que en realidad no está muerto) como un satélite para captar señales paranormales. Descubrir si es cierto que el más allá es un espacio entre las capas del cinturón electromagnético de Van Allen, donde se quedan atrapadas las almas cuando se desprenden del cuerpo y fotan hacia el espacio. ¿Hay una costra de espíritus dolorosos formando una cáscara, una pasta ectoplásmica, un mar de gemidos en torno a la Tierra?

La Kaaba no es una piedra, es un animal que dicta frases y fórmulas largas como el tiempo y las arenas. En algún momento en el tiempo, los musulmanes estarán en condiciones de armar todo ese material en un todo coherente y fabricarán una máquina, un infierno artificial para dar vida a un apocalipsis sintético. Una máquina que fabricará un agujero negro en Jerusalem.

Entonces habrá un ladrido profundo desde el fondo de la Tierra. El horizonte se separará como una boca monstruosa que no parará de abrirse y abrirse tragándose el océano y arrastrándolo todo hacia su negrura llena de estrellas ¿La boca del infierno? ¿Fenrir abriendo sus mandíbulas para devorar el universo? Realmente se levantarán los muertos, exigiendo sus partes, horrorizados de verse hueso astillado y ceniza, amarrados a sus restos por toda la eternidad.

Rito mágico

Recorrieron las iglesias de Chile, consultaron a quienes saben e identificaron las imágenes de poder. Decenas de imágenes, comunicadores, antenas y recipientes de fuerzas poderosas que estabilizan la nación en una red de energía que se ha ido estableciendo y reforzando desde hace casi 500 años fue desmantelada y sus objetos de poder instalados en un subterráneo bajo el palacio de La Moneda. Se mantendrán ahí mientras se lleva adelante un operativo desconocido, quizá preparando la fecha cabalística 2010, quizá sólo en un proceso de limpieza de la red de telecomunicaciones del inconsciente colectivo nacional, quizá algo fuera de nuestro conocimiento o alcance.

El punto es que hoy las principales reliquias de nuestro país: la Virgen de Andacollo, el Nazareno de Caguach, el San Sebastián de Yumbel, etc, fueron reunidas y llevadas bajo La Moneda en un gesto mágico inédito.

¿Cuándo termina la muestra? Curiosamente el 21 de junio, día del WE TRIPANTU, el año nuevo mapuche, el solsticio de invierno.

INFO AQUI

KALLFUKURA

—-

La ciudad de Arica, en el extremo norte de Chile, está conmocionada.  El enorme morro junto a sus costados, trozo de desierto monstruoso levantando la cabeza, está gimiendo. Primero fue un rumor casi inaudible que algunos vecinos atribuyeron a obras subterráneas de origen desconocido. Luego el rumor creció y se convirtió en quejido lastimoso, desgarrador, un lamento largo y profundo que hacía vibrar la madrugada rompiendo los nervios de toda la población. Aterrorizados, agotados, concurrieron en procesión desde todas las Iglesias de la pequeña ciudad a rogar por su silencio y su sosiego. Alguien dijo que eran las almas de los miles de soldados muertos en esa batalla sangrienta, unidos ahora al polvo del morro para siempre. Otros fueron más lejos y hablaron de dioses atacameños tutelares que regresaban a cobrar su despojo y su exilio. Lo cierto es que el morro de Arica gemía como un enorme cetáceo rocoso, agonizando de costado sobre el territorio rojizo del desierto de Tarapacá.

De todo Chile viajan hombres de ciencia y de fe a verificar el portento, se instalan carpas civiles y militares; extraños aparatos llenos de antenas, puntas y agujas de muchos metros de largo son clavados en las carnes de la roca, intentando descubrir las razones del ruido. Satélites lo espían, cañones lo bombardean buscando su médula y su lágrima. Hombres extraños recogen algunos trozos de la piedra y los engullen con dificultad mientras pronuncian palabras que no todos deben escuchar. Alguien se arroja desde la cumbre, alguien escarba hasta romperse las uñas en la piel terrosa del secreto.

Un pequeño bus pasa junto a los campamentos casi sin hacer ruido. En su interior, un niño apenas se asoma por la ventana mirando el extraño espectáculo. Se llama Leonardo Caspana, tiene doce años y no entiende lo que ocurre ahí afuera. Está asustado por los gritos de los fanáticos, las órdenes de los militares, las explosiones de las sondas geológicas y por sobre todo por el quejido hondo que parece salir desde el estómago de la mole gigantesca que se alza casi hasta tocar el cielo de Arica, más arriba de lo que su cuello puede doblarse y la pequeña ventanilla puede mostrar.

(fragmento de la novela infantil que me está naciendo right now)

boceto, ®Cristián Melo B.

Next Page →