Fragmento de TRINIDAD

Este es un fragmento de mi novela corta TRINIDAD, ganadora ex aequo del premio UPC 2006. Espero la disfruten.

———————–

El ciberespacio es un animal marino.
En el fondo de sus intestinos, tras las sucesivas cortezas de software abandonado, bajo los estratos de códigos en desuso y fantasmas digitales; una marea en lenguaje de máquina llora de temor al escuchar los murmullos y chasquidos de dientes que arañan el “otro lado”.
-Ayúdame, Magdalena- susurra entre el óxido y las líneas de programación mutiladas que ennegrecen los bordes.

-¡Montenegro! Voy a entrar a la net- gritó la mujer mientras caminaba hacia la pared para extraer los line-in de conexión. “Viejo hardware cableado, nada más seguro”, pensó antes de hundir el aparato en su vagina y esperar los efectos con los dientes apretados. Dos sondas se desplegaron y se engancharon a sus ovarios, cada una con un pequeño anzuelo de cobre. El dolor fue intenso, pero breve, necesario para levantar la frecuencia mental hasta los niveles de tráfico de la net. Ese nivel funcionaba con la misma frecuencia humana del dolor físico extremo.
Magdalena abrió los ojos de su segunda cabeza y no notó la diferencia, salvo que Rayén Montenegro estaba de pie frente a ella, mirándola con la peor cara de odio que había visto en su vida.
-Estoy a tus órdenes- masculló sin quitarle los ojos de encima. El largo cabello negro de la IA astral flotaba en el aire como si estuviera sumergida en un lago turbio de musgo, con el sol entrando en extraños reflejos sobre su rostro aplastado, su cráneo quebrado, sus hombros dislocados.
-Necesito entrar al bunker de las corporaciones.
Montenegro cambió levemente de color y comenzó a sangrar por el oído.

-Son empresas privadas. Si descubren que ingresamos a una empresa privada desde una terminal estatal…
-No te estoy preguntando.
Montenegro comenzó a derramar un líquido espeso. El charco bajo ella crecía en un perfecto círculo.
-El acceso al Bunker Corporativo es un acto de fe
Magdalena no recordaba haber tenido una pistola en la mano.
-No sabes si es una trampa, no sabes si es el acceso. Sólo dispárate en la boca.
Magdalena no lo dudó, apuntó el revolver y se voló la cabeza. Ella misma iba dentro de la bala que penetró en su interior, hacia su propio cielo. Metió la mano por la boca y se sacó el password como a un gusano. Abrió el cielo con un cuchillo-coder y la introdujo a través de la hemorragia y los tejidos. El conjuro se extendió en la forma de una plaga de langostas por todo el organismo, en una infección que tenía la forma de Magdalena a los 8 años.
Ella llenó el lugar.

>Engaged

-Ave María, llena eres de gracia…

>Full Access

-…el señor es contigo…

>Choose log

Suspendida en su océano transparente, desplegó sus brazos y sangró por las palmas de las manos. Durante una mínima fracción de segundo los sistemas del Bunker se detuvieron. Para Magdalena fueron como horas.
Recorrió innumerables galerías y almacenes derruídos abarrotados de código basura y entidades digitales fracturadas, que le suplicaban reintegrarlas a la programación. La creían algún tipo de mesías o un sicario. Magdalena avanzaba cruzando una atmósfera espesa como aceite quemado. Pronto los sistemas de seguridad desplegarían cargas de profundidad en su psique más personal.
-…bendita eres entre todas las mujeres…
“Magdalena, ayúdame…”. Escuchaba entre los strings y el desorden.
La imagen de los niños estaba frente a ella. “Proyecto ENKELI, necesito saber para qué usan la médula espinal, quién está detrás del tráfico. Proyecto ENKELI…”
Nadie navegaba mejor que ella. Nadie era un aparato con desperfectos tan singulares, como ella.

>pass:xxxxxxxx

>Granted

>Gerhardt Fachel >Planilla A

Magdalena cae violentamente al suelo desde quince kilómetros de altura. El suelo estalla y salpica arena de cuarzo. En el siguiente cuadro está de pie. Televisores en señal muerta en los que apenas se distinguen rostros suplicantes y otros llenos de ira, se acumulaban bajo el tablón que sostenía en vilo a Gerhardt Fachel.
-Por favor – Alcanzó a decir antes que Magdalena le hundiera el puño en el pecho y digitara los códigos necesarios en el teclado escondido detrás de la enorme culpa del anciano, condenado a servir de puerto de acceso hasta que el software se pudriera en la eternidad.
Ante Magdalena se desplegó un planeta cien veces más pequeño que la Tierra girando bajo el mar, dentro de la pupila de Fachel. Sus satélites parecían réplicas de la batalla de Verdún y giraban a velocidad más lenta de lo usual. La mujer entró a una de las trincheras y avanzó entre la metralla y los moribundos. Su intuición única la dirigía como a una loca olfateando por el bosque. Bajo un cadáver de traje azul, encontró lo que buscaba: una pequeña niña de unos trece años, pelirroja y de enormes ojos grises que lloraba muerta de frío.

-Angélica –murmuró.
-Ayúdame –suplicó.

El mito más difundido entre los coders era el de la IA del “Escándalo Fachel” convertida en una virgen al interior de la net. Una madonna digital santificando el nuevo espacio abierto por las máquinas. Sin embargo, ahí estaba, un andrajo cubierto de barro, hedionda a orines y casi incapaz de moverse.
-Necesito información, Angélica- murmuró casi con ternura –Creo que eres la única que sabe todo lo que pasa.
-No se qué está pasando –lloraba desconsoladamente –hace años que me arrastro y pido ayuda pero nadie viene, Algo quiere salir a través mío. Tengo miedo. Sácame de aquí ¡Hay ruidos y alguien me amenaza!..
Magdalena levantó la mano y le enterró su cuchillo-coder en la frente, le pidió excusas y comenzó a extraerle su memoria.

>Search word?

>Médula espinal, proyecto ENKELI

Angélica comenzó a tomar coloración amarillenta y a respirar cada vez más pausadamente. Magdalena le pedía perdón en voz baja.

….

Fragmento de la novela corta TRINIDAD, ganadora del primer lugar Premio UPC 2006.

Imágenes:
®Tsutomo Nihei
®Kenji Siratori
®Chad Michael Ward

Comments

12 Responses to “Fragmento de TRINIDAD”

  1. gabriel medrano on December 10th, 2006 3:03 am

    bieeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeen

    qué quieres que te diga, magníficos fuegos artificiales, las putas iluminaciones de rimbaud. la ternura y la violencia. blah blah blah

    excelente!

  2. Daniel Hidalgo on December 10th, 2006 8:08 pm

    gracias.

  3. Anonymous on December 11th, 2006 12:35 am

    increible como un fragmento tan corto engancha tanto.
    fyi, “el pugil” tiene un par de capitulos mas.
    saludos

  4. Selector on December 12th, 2006 2:57 pm

    Señor Baradit_!!

    felicitaciones por el premio.
    No puedo esperar para poder leer Trinidad!
    ahora la pregunta fatal : cuando sale?

    desde Mvd

    Nandy Cabrera

  5. Fran Ontanaya on December 12th, 2006 7:09 pm

    Hola, Jorge.

    Pásate por el foro del Día de Internet en Sedice y apúntate Certamen de Blogs. :D

  6. F. Ortega on December 13th, 2006 1:15 pm

    maravilloso

  7. Sol Insoportable on December 13th, 2006 6:13 pm

    LA REAL ACADEMIA DEFINE EL NOMBRE DE MAGDALENA COMO “MUJER PERTINENTE O VISIBLEMENTE AFECTADA POR SUS PECADOS”, SIEMPRE HE SABIDO QUE LOS NOMBRES QUE UNO UTILIZA EN SUS ESCRITOS TIENEN SU RAZÓN DE SER, EN TU CASO…CUÁLES SON?, SI SE PUEDE SABER Y BUENO, ENCONTRE EL FRAGMENTO ALUCINANTE, VEO QUE HAY UN MUY BUEN ESCRITOR DE CIENCIA FICCIÓN, MERECEIDO EL PREMIO Y NUEVAMENTE FELICIDADES!!!!!

    YO EN PRINCIPIO PENSABA ACERCA DE LA TRASCENDENCIA…QUE AL FIN Y AL CABO ES LO QUE BUSCAMOS LOS SERES HUMANOS Y ME DOY CUENTA QUE TÚ NO SÓLO ESTAS TRASCENDIENDO POR TUS ESCRITOS, SINO TAMBIÉN A TRAVÉS DE TU HIJITO.

    TE FALTA PURO PLANTAR EL ARBOL, JA!!!

    UN ABRAZO, SOL

  8. lost girl - claudia on November 11th, 2008 2:30 pm

    espectacular como siempre. donde puedo conseguir la novela completa??

    buena, nada más que decir las palabras de halago son frágiles lágrimas que no cambian la estructura fuerte del texto.

  9. MarioAlonso on February 1st, 2009 11:18 pm

    emmmmmm si de casulidad pasas por aca,ya esta editado trinidad,porque fui a la libreria y la señora no me inflo mucho cuac

  10. TUE_TUE, Goznalo y/o Soundwave on July 7th, 2010 7:01 am

    Wuaaaaaaaaaaaaa que loco… donde consigo e texto completo? en fin muy buen texto que manera de escribir O.O ejejje en fin saludos

  11. Ken Taijo on January 9th, 2011 11:43 pm

    Está genial ahora estoy aún más emocionado por conseguir el libro, pero en Chile no está alguien sabe de alguna pagina donde pueda comprarlo? no me importa tener que encargarlo a España o Argentina solo deseo saber como se sigue desarrollando este universo.

  12. psoriasis on February 2nd, 2013 1:05 pm

    He padecido psoriasis por 3 meses y probado multitud de formas de tratamiento con apenas resultado

Leave a Reply